Qué es intimidad?

Muchas veces confundimos la intimidad con tener relaciones sexuales. Si bien es cierto es parte de la intimidad, pero realmente la verdadera intimidad viene de la confianza que tiene una persona en otra para ser auténtica. Es un sentimiento de cercanía a otra persona, un sentido real de dos vías basado en la empatía. Es ese estado en el que podemos compartir sentimientos personales sin sentirnos juzgados, no aceptados o incómodos por no hacer o pensar lo que se supone correcto.  Es la libertad que tenemos para contar nuestras inquietudes, nuestros sueños o hablar de defectos. Esas fallas, vergüenzas y miedos que no nos atrevemos a revelar fácilmente porque no queremos que nos perciban inseguros o débiles.

Qué es intimidad? es decirle a tu pareja me puedes rascar la espalda?, tengo algo aquí que no me lo puedo ver, lo haces tú por mi por favor? Es no ocultar cuando prestas dinero a tu familia, cuando ayudas a amistades.  Es mostrarse desnuda ante su pareja sin complejo alguno, aún a sabiendas de que hay algunas libras de más, que la fuerza de gravedad ha hecho su labor en nuestro cuerpo, que los años no pasan en vano. Cuántas personas hay que aunque tengan relaciones sexuales (intimidad) nunca han estado desnudas ante su pareja!. Probablemente alguien sabe de qué estoy hablando. Es esa revelación de esa área oculta de nuestra vida la que nos acerca más a esa persona elegida. A medida que nos vamos acercando a ese otro, vamos revelando poco a poco y sutilmente áreas privadas de nuestra persona. En otras palabras, nuestro verdadero yo.

Para tener intimidad con tu pareja o con quien quieras tenerla, necesitas ser tu mismo, aceptarte como eres y lo que eres y darte cuenta de cuánto vales como persona, mujer u hombre, como esposa o esposo, como padre o madre, como amigo o amiga, es decir tu verdadera valía que solamente te la da tu Autoestima.  El momento que te aceptes, que te ames, que te valores y que lo sepas muy conscientemente en lo más profundo de tu ser, es el momento en que vas a poder tener intimidad con cualquier persona, dejando de lado el concepto erróneo de limitar la intimidad al campo sexual, así como también que ésta solamente se la puede tener con la pareja.

En el proceso de intimar vamos tanteando y probando hasta que se construye la confianza. Unos con mayor cautela que otros, pero al final terminamos mostrándonos tal y como somos.  Es así  como iremos fortaleciendo la conexión cada vez más y más hasta que logramos acercarnos realmente.  Es ahí donde conocemos la verdadera intimidad emocional.

Intimidad se puede tener con un amigo(a).  Es irte al ginecólogo con tu mejor amiga, es contarle nuestras dolencias tanto físicas como emocionales. Es ser cómplices en situaciones que tu sabes jamás te dejaría mal o te delataría. Es decirle a tu amigo que estás enamorado de otra y no sabes qué hacer en tu hogar,  es contarle que los años te han caído y ya no eres el mismo sexualmente y pides su consejo, en definitiva es abrir nuestros corazones a ese alguien en el que confiamos profundamente. En ese revelar surgen el compartir de emociones específicas como lo son las frustraciones, los miedos, las inseguridades, la vergüenza, etc.

En realidad la magia de la intimidad emocional radica en la aceptación. Encontrar a alguien que te siga mirando con ojos de admiración y amor luego de conocer ese lado oculto de nosotros; eso nos lleva a sentirnos aceptados y amados. Es la libertad que experimentamos tanto para dar como para recibir diferentes expresiones de amor.

Para poder tener intimidad con cualquier persona primero tienes que tenerla contigo mismo, tienes que ser tu amigo(a), tu cómplice, tu mejor compañía y saber que por nada del mundo te traicionarías; porque eso es lo que hacemos muchas veces, traicionarnos por falta de Autoestima en aras de la paz en una relación.  Han oído esa frase “para llevar la fiesta en paz”? si, esa es la típica frase que termina llevándote a la codependencia, que una de sus características es maximizar nuestros sentimientos de frustración por falta de reconocimiento de lo que estamos haciendo por alguien, sin ponernos a considerar que nuestra primera prioridad es cuidar de nosotros.

Una vez que logramos adquirir y experimentar esa aceptación, no queremos perderla ya que se convierte en algo esencial e indispensable en nuestra vida. No asumimos actitud de juicio sino más bien de querer entender, de que nos sintamos comprendidos, bienvenidos y auténticos. No olvides que tanto valor tiene tu intimidad como la de los demás, así que es tu responsabilidad ser prudente y confidente a la hora de valorar a los demás, diferenciar entre lo público y lo privado para así tener relaciones positivas.

Considerando que la opinión más importante para ti es la que tú tienes de ti mismo, ya pensaste qué pensarías de ti si tú misma te traicionas? es por eso que dicen que la peor traición es la que te haces a ti mismo, cómo? por lo general diciendo si cuando en el fondo quieres decir no. Esa es la más grande traición que nos hacemos, dicen que cada vez que decimos si cuando queremos decir no, muere una parte de nuestro interior. Una persona que se valora a sí misma de verdad es aquella que sabe que su intimidad no tiene precio, por tanto, no comparte con cualquier persona un tema confidencial, un secreto o cualquier dato relevante de su vida, sabe poner límites y cuándo decir no.  La amistad verdadera que surge en la conexión de alma a alma es aquella que está marcada por la intimidad que dos amigos comparten en sus conversaciones de una forma consciente. A su vez es importante darnos la oportunidad de procesar las emociones que se experimentan a raíz de la revelación para así darle paso a la razón y a la empatía, para no actuar de forma impulsiva y con juicios, caso contrario será difícil que la otra persona sienta la confianza necesaria para abrirse.

Así que es Tiempo de Pensar si realmente tienes intimidad con tu pareja, con tu mejor amigo y principalmente contigo.

 

El odio es amor estancado

 

Conversaba el otro día con una amiga sicóloga acerca del odio y me dijo algo que llamó mi atención, que el odio era amor estancado! no puedo negar que me asombró tal definición, así que me puse en la tarea de investigar.

La definición de odio de acuerdo al diccionario es: Sentimiento profundo e intenso de repulsa hacia alguien que provoca el deseo de hacerle daño o de que le ocurra alguna desgracia.

Buscando información me encontré con esto que me pareció interesante y se los comparto: “Podemos decir, y sobre esto tantas opiniones como expertos, que el odio es un sentimiento procedente de la elaboración a través del pensamiento de la emoción que conocemos como ira.

Para ir aclarándonos un poco, conviene explicar, que la emoción es algo que acontece en un espacio de tiempo muy pequeño, de corte fundamentalmente fisiológico y, por lo tanto, con escaso control por parte de la persona.

Lo que sigue a la emoción es el sentimiento, es decir, qué suscita en el ser humano esa emoción y qué decide hacer con ella a través del pensamiento.  Es por lo tanto un proceso diferente y más extendido en el tiempo.  Y von posibilidades de control”.

Basándonos en esto podemos decir que tenemos control sobre lo que sentimos.  Es cierto, en verdad tenemos control sobre nosotros, realmente es el único control que tenemos.  Controlamos nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras decisiones, nuestras palabras y nuestras acciones, no podemos controlar a nadie más.  Algunas veces tenemos la idea de que estamos controlando a alguien, pero en realidad es ese alguien, esa sed de control que nos controla a nosotros.  De eso hablaremos más tarde ya que eso entra en el campo de la codependencia.

Volviendo a lo que nos ocupa, somos nosotros los que analizamos lo que ha ocurrido y decidimos qué hacer con eso.  Entra en juego la voluntad de hacerlo desde luego tomando en consideración ya sea el odio, el rencor, el resentimiento o el amor, la comprensión y el perdón.

No quiero decir con esto que aceptemos una ofensa grave o no reclamemos si se nos ha tratado mal; el punto es cómo hacerlo.  Lo más importante es buscar en nuestro interior e identificar qué emoción prevalece, entonces  tomando en consideración todos los elementos de juicio, decidir si respondemos desde el amor o de su opuesto, el miedo.  Aquí una aclaración, para muchos el opuesto del amor es el odio, para otros incluyéndome, el opuesto del amor es el miedo.  El odio realmente es amor estancado, no han oído esa frase: “del odio al amor hay un paso” .

Para lograr un equilibrio satisfactorio es muy importante trabajar con nuestras emociones.  Ocultarlas, ignorarlas o ponerles cemento encima no es aconsejado.  Con el pasar de los años se vuelven más fuertes y a la final terminan por somatizar de alguna forma, puesto que nuestro organismo lo procesa de una manera diferente a como nosotros lo tomamos.  Les digo esto por experiencia personal, fui una persona que decidió no tener miedo y sepultar el dolor de las cosas tristes que pasaron en mi vida, más tarde este comportamiento se volvió codependencia y de ahí muchas malas decisiones que no estaban de acuerdo con mi Yo interior.  Ahora que he hecho terapia de emociones, sé con certeza que guardarse las cosas que queremos gritarle al mundo no funciona como nosotros creemos, no es sólo mi experiencia personal, es la conclusión de sicólogos y terapeutas.

Para ponerlo más claro. Imagínese que está celebrando con su grupo de la oficina, entre todos sus amigos y conocidos ha venido también a celebrar la persona que más detesta en su oficina porque siempre está criticando lo que usted hace y desde luego eso a usted le saca de sus casillas, puesto que lo menciona cada vez que tiene oportunidad. Y claro, lo dice, por supuesto, delante de todos. Y desde luego a usted le molesta, le “hierve la sangre”. Realmente sí, usted nota que sus puños están tensionan, su cara está rígida, aprieta los dientes y la adrenalina fluye por todo su cuerpo, esa es la emoción, pero esto dura muy poco tiempo.  Luego sigue el sentimiento, que es más lento, pero todo va en relación a lo que esa persona dijo y usted piensa en qué hacer con eso.   Es ahí donde decide. Decide qué? Ignorar, negar la ira que con el tiempo se transformará en rencor porque no es la primera vez que lo hace y luego terminará odiando. La pregunta es odiando a quién? A esa persona por las tantas veces que le ha fastidiado la vida, o a usted por no haber hecho nada al respecto y permitir que siga molestando?. O decide expresar sus sentimientos y enojo y en forma calmada hacerle saber que no es correcta su actitud ,. Si decide expresarse le quedará la satisfacción de haber hecho valer su opinión a la vez que reforzará su Autoestima.  Se ha hecho valer!

Recalco que el trabajo es nuestro, recuerde la frase de quien fue Primera Dana de los Estados Unidos, Eleanor Roosevelt: “A nadie lo hieren sin su consentimiento”.  Es cierto que a veces hay personas que nos hacen hervir al sangre! pues no es metafórico, es literal, todo nuestro sistema se descompensa robando así la paz de nuestro Espíritu. Cedemos a la ira que más tarde se convertirá en rencor y el rencor en el llamado odio.  También es cierto que somos nosotros los que decidimos si eso nos va a herir o no.  Hacerlo sería darle gusto a la persona que lanzó la injuria y así ella cumpliría su cometido, no hacerlo es nuestra paz interior.

Así que la próxima vez que se vea en una situación que usted considere de odio (amor estancado), piense en el inmenso amor que posee y hágalo fluir para usted, recurra a su paz interior, hágalo fluir para todas las personas, incluyendo las que tratan de robar su paz interior.  Deje fluir el amor, deje fluir la vida, deje fluir el dinero, oxigene todo lo que pueda y verá como primará en su vida la fuerza más poderosa del Universo.  El Amor.

 

visita: www.AutoestimaPrimero.com

 

Aprender a quererse 

 

Nadie puede dar lo que no tiene. Lo fundamental para poder amar a otra persona es amarnos a nosotros mismo, si alguien no es capaz de quererse a sí mismo, no puede amar a los demás.

Qué significa quererse a uno mismo?

Es darse la oportunidad de descubrir el gran potencial y la grandeza que llevamos dentro.  Somos hechos a imagen y semejanza del Creador.

Significa ser honestos, especialmente con nosotros mismo y comprometernos a obtener la excelencia en nuestras vidas en todos los ámbitos.

Significa principalmente tener en cuenta nuestras necesidades, respetarnos y aceptarnos por ser quienes somos.

También es dejar de juzgarnos, de criticarnos, de compararnos con los demás.  Dejar de exigirnos ser diferentes de quiénes somos y romper con la idea errónea aprendida que tenemos respecto a nosotros. Es decir no ser duros con nosotros ya que esto condiciona nuestras vidas y nos lleva a vivir desconociendo lo valiosos que somos. A vivir una vida que no es la nuestra!

Quererse a uno mismo significa atrevernos a ser quienes somos, abrazando nuestra realidad aunque a veces no nos guste o no se acerque a lo que queremos que sea, porque acogiéndola y aceptándola podremos atravesarla y trascenderla.

Cuando aprendemos a amarnos nos apreciamos, buscamos nuestro bienestar y somos capaces de proporcionar bienestar a otras personas. Entonces elegimos para relacionarnos personas que también se aman y establecemos relaciones saludables que nos permiten ser quiénes somos y crecer y madurar de acuerdo con nuestro propio proceso, caminando a nuestro propio ritmo.

Es perder el miedo a perder, a depender de los demás, a vivir del qué dirán, a tomar en cuenta otros criterios y no el nuestro, es ahí donde comienza nuestro crecimiento como personas autónomas y tomamos las riendas de nuestras vidas.

Amarse es conocerse. No se puede amar lo que se desconoce. Poner conciencia de nosotros es rescatarnos de ese olvido que hemos hecho y vivir realmente nuestra vida.

Es aprender a cuidarnos y cubrir nuestras necesidades sin esperar que otros lo hagan por nosotros. Somos los responsables de nuestras vidas. Esa es nuestra prioridad.

Amarse es abrirse y liberarnos de los condicionamientos que nos mantienen prisioneros de nosotros mismo y atrapados en sentimientos caducos y negativos.

Es atreverse a ser quienes somos despojándonos de las máscaras que nos hemos colocado para agradar a los demás y conseguir que nos acepten y nos den su amor.

Amarse es aceptarse con nuestras capacidades y también con nuestras limitaciones, con lo que nos gusta más y con lo que no nos gusta.

Amarse es vivir aquí y ahora conscientes de nosotros mismos.

Estamos en este mundo para ser nosotros, para crecer liberados de nuestros condicionamientos y encontrar nuestro propio sentido y nuestro lugar en el mismo.  Para alcanzar la realización de todo nuestro potencial humano.

Así que sé cómo eres, sé tú mismo.  Abre tu corazón para encontrarte con quien eres, ese ser auténtico y maravilloso que vive dentro de ti lleno de posibilidades y que sólo puede expandirse si lo acoges, lo aceptas y lo abrazas.

Olvídate de lo que crees que debes ser y solo sé tú mismo, arriésgate a sentir lo que sientes, acepta y agradece tu vida. Limpia tus creencias de ayer y estrena tu nuevo yo, que resuene en tu interior con toda su fuerza, así dirás: “Este soy yo y así está bien, así me amo”.

Es en ese momento cuando uno comprende de verdad lo que significa quererse a uno mismo.

 

Aprendamos a aceptarnos

Aprendamos a aceptarnos

 

Parte importante de una Autoestima saludable es practicar el valor de la aceptación. Aceptarnos a nosotros mismo tal y como somos. No ponernos defectos ni físicos ni psicológicos, porque estamos convencidos que somos seres humanos con las mismas capacidades y atributos que todos los demás. Aceptarnos es ser felices tal y como somos. Cuando asumimos esta hermosa decisión, nos convencemos que no somos más que los otros, ni que los otros son más que nosotros y que lo importante está en respetarnos nuestro espacio.

 

Quiénes somos realmente? Hagámonos esa pregunta permanentemente. No somos más que seres humanos. No somos militares, políticos, ricachones, pobrecitos, mendigos, harapientos, presidentes, ni congresistas. Simplemente somos seres humanos, es la mayor jerarquía a la que podemos aspirar. Aceptémonos como lo que somos y no olvidemos la unidad, todos venimos de la misma fuente, fuimos creados por el mismo Creador. Lo que si debemos olvidar son títulos, uniformes, jerarquías, joyas y demás cosas materiales y démonos cuenta de que somos realmente una maravilla del Universo. El aceptarnos tal y como somos nos hace libres y rompe las cadenas que nos atan al complejo de inferioridad.

Concienticémonos que somos seres capaces, inteligentes y creativos igual que todos los demás seres humanos, entonces cojamos los complejos, la timidez, los tabúes, las inhibiciones y tirémoslos a la basura. Tu eres una criatura del universo por lo tanto eres muy valioso. Acéptate.

También tomemos en cuenta que somos responsables de nuestros actos, como dicen somos el arquitecto de nuestro propio destino. Pensemos muy bien cada paso que demos para no arrepentirnos ni sentir vergüenza. Porque es cierto que como seres humanos somos iguales y tenemos iguales derechos, pero muy importante tener en cuenta el valor que nos damos en la sociedad depende de nuestro comportamiento dentro de ella. Si al actuar nos olvidamos de los principios no podríamos igualarnos a quienes lo hacen con dignidad. Es ese valor que nosotros nos damos, el que marca nuestro sitio en la sociedad. Es cierto que  debemos aceptarnos tal y como somos, pero procuremos siempre andar limpios de mente y de corazón, por el camino correcto, por la senda de la dignidad y el decoro para siempre poder tener nuestra frente en alto.

 

Aceptarse tal y como uno es, es no vivir de ilusiones y de fantasías, es poner los pies sobre la tierra y muy firmes. Vivir un mundo de engaños, de vanidad, de superficialidad, es una vida de locos y que enferma a cualquiera. Promueva lo que usted es, ni le quite ni le ponga o exagere en sus expresiones. Espere que otros le den la escala de valores que usted se merece. No se vanaglorie. No practique la pedantería. Acéptese con humildad. Como lo que, es y ya. Una maravilla del Universo.

 

El desarrollo personal es un proyecto de vida, en el cual nos comprometemos con nosotros mismos a alcanzar la excelencia en todas las áreas para tener un equilibrio armónico que nos permita expresar a plenitud nuestro potencial como seres humanos y así vivir una vida llena de satisfacciones.

Un vida plena!

El Cuestionario de Oro te guiará a ello.

 

 

Tu Actitud

TU ACTITUD

De autor desconocido

 

Sufrimos más con lo que imaginamos que con lo que realmente sucede.

La calidad de tu vida nunca excederá la calidad de tus pensamientos. Cambia tus pensamientos y cambiará tu vida.

Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente.

La negatividad es una de las razones que más debilitan al sistema inmunológico.

La vida se vuelve más fácil cuando apartas a gente negativa de ésta.

Cuando nos apartamos de personas complicadas, hasta la salud mejora.

Lo único imposible es aquello que no intentas.

Has que tu sonrisa cambie al mundo, pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa.

Jamás esperes un resultado positivo, teniendo una actitud negativa.

No conviertas un mal momento en un mal día.

Una persona positiva convierte sus problemas en retos, nunca en obstáculos.

No seas de los que esperan toda la semana que sea viernes, todo el año que lleguen las vacaciones y toda una vida, para ser felices. Disfruta cada día de vida!

La vida es demasiado corta para ser feliz sólo los fines de semana.

La vida te ha regalado un nuevo día para que lo rellenes de momentos felices.

Un pensamiento positivo por la mañana puede cambiar tu día por completo.

Una semana feliz sólo se consigue día a día.

La felicidad no es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida.

No es que las personas felices sean agradecidas. . .  .  . .  Son las personas agradecidas las que son felices.

La felicidad está dentro de nosotros.

La felicidad como la gripe es un estado que se transmite, se contagia y se propagada, entonces formemos una epidemia!

No pretendo cambiar el mundo, pero en el pedacito que me tocó vivir, quiero hacer la diferencia.

La única diferencia entre un mal día y un buen día es tu ACTITUD.

Se necesita sólo una persona para cambiar tu vida……. TU!

Sé feliz aquí y ahora. Decide SER FELIZ.

 

 

 

Consejos para reforzar tu Autoestima

Basados en que la autoestima es la opinión que cada uno de nosotros tenemos de nuestro valor como personas, dicho sea de paso, la más importante de todas; que es el combustible para el trabajo que hacemos en la vida, para motivarnos a conseguir nuestras metas. Que cimenta nuestro potencial para triunfar especialmente en el campo de las relaciones con los demás.  Que es la que nos da independencia y habilidad para hacer las cosas por nosotros mismos, se podría decir que la Autoestima es la que nos ayuda a ubicar nuestro lugar en este mundo y principalmente creer en nosotros.

A veces erróneamente la basamos en el estado de ánimo o en cómo nos está yendo en el presente. Necesitando experiencias externas para contrarrestar los sentimientos y pensamientos negativos que constantemente nos acompañan. En esos momentos, los sentimientos positivos (como la felicidad por haber bajado de peso o un ascenso en el trabajo) son temporales y no válidos.

 

La autoestima saludable nos da la habilidad de conocernos perfectamente y ser capaces de aceptarnos y valorarnos incondicionalmente, tal como somos.  Esto significa que somos capaces de ver de forma realista cuáles son nuestras fortalezas y nuestras limitaciones. También se basa en la motivación y la actitud correcta para triunfar. Además nos permite tener una actitud positiva frente a la vida.

Para reforzar nuestra autoestima el primer paso es darnos cuenta de que algo anda mal en nuestro proceder, que si hacemos cosas que en el fondo no nos gustan solamente por agradar a otra persona y sentirnos aceptados y apreciados con la consecuente frustración de que no lo conseguimos, definitivamente tenemos que trabajar en valorarnos a conciencia.

La clave es comenzar a aceptarnos tal como somos, en lugar de querer ser lo que otros quieren que seamos. Este es uno de los pasos más difíciles de conseguir porque siempre estamos pensando que si tuviéramos un mejor cuerpo, una nariz más bonita, una piel sin brotes de acné o arrugas, seríamos más felices y nos querríamos más o se fijarían en nosotros, pero la realidad es otra. Todas las personas en algún momento de su vida quisieran cambiar algo de su físico; el secreto está que en lugar de ir en contra de lo que es, empecemos por aceptar las llamadas imperfecciones y  sacarles el mejor partido que se pueda.

Silenciemos nuestro crítico interno. Esa vocecita interna que se la pasa mandándonos mensajes negativos todo el día: diciendo que no vamos a conseguir ese trabajo antes de entrar a hacer la entrevista, o esa voz que nos dice que el chico que nos gusta seguramente no  llamó porque estamos gordas, flacas, bajitas, muy altas, etc. Cuando ese crítico empiece a trabajar, cambiemos esos pensamientos negativos por unos positivos, aunque los sintamos falsos. (En Inglés hay un dicho: Fake it until make it!) esto quiere decir que lo pretenda hasta que lo crea, pues eso hagamos. Lo importante es cambiar el condicionamiento de negatividad en el interior. Aquí un paréntesis para un buen ejercicio: por cada pensamiento negativo, crear tres pensamientos positivos! los resultados serán increíbles.

Recordemos que las personas que son seguras de sí mismas también tienen malos momentos y principalmente que las demás personas no nos juzgan tan fuertemente como lo hacemos nosotros.

Somos nosotros los llamados a querernos, valorarnos y respetarnos, así que a empezar a tratarnos como la persona más importante del mundo.  Cuidémonos como lo haríamos con una persona a la que amamos mucho, que es muy valiosa para nosotros y por ende fabulosa.

Para tratarse bien:

  • Dormir lo suficiente, comer sanamente, hacer ejercicio regularmente y practicar una buena higiene personal.
  • Realizar actividades divertidas y relajantes como ir al cine, tomar una siesta, practicar la jardinería, comprar una mascota, aprender a meditar o cualquier cosa que disfrutemos mucho.
  • Reconozcamos nuestros logros de una manera honesta y agradable. Festejemos solos o acompañados la terminación de ese proyecto que tanto trabajo nos costó, démonos un premio cuando logremos esos retos que tanto empeño le pusimos, etc.
  • Que si cometimos errores? Aprendamos a perdonarnos, todo el mundo comete errores!.

Uno de los puntos más importantes, y que a veces constituye el enemigos número 1 de la autoestima es centrar la atención en todos los errores que cometemos y monitorear detalladamente todo lo que hacemos. Esto puede provocar mucha ansiedad e inseguridad para hacer las cosas. Por ejemplo: En una reunión si deseas hacer un comentario a tu grupo de amigos. Tu mente comienza a trabajar preocupándote de que si tu comentario será el adecuado, de que si pensarán los demás que es muy tonto o peyorativo el comentario. De pronto los nervios te traicionan y empiezas a ponerte muy nerviosa(o) y después de unos minutos de sudar frío decides no hablar. Cuando suceda esto, trata de pensar en otra cosa como por ejemplo: observar algún objeto y empezar a describirlo. Después de unos segundos de hacer este ejercicio, te habrás dejado de obsesionar contigo y podrás seguir tus planes tranquilamente.

Más tips para mejorar tu autoestima

 

  • Escucha a tu voz interna y hazle caso, pues ella sabe lo que es mejor para ti.
  • Infunde buena vibra, buenos deseos y felicidad a todas las personas que conozcas.
  • Piensa positivamente para que recibas y hagas siempre tu mejor esfuerzo. Piensa que tú mereces esto y mucho más.
  • Piensa en la felicidad y el éxito de las demás personas. Ofréceles tu ayuda y apoyo cuando lo necesiten.
  • Olvídate de los errores del pasado y concéntrate en los éxitos del presente, el futuro a veces cambia nuestros planes.
  • Siempre has tu mejor esfuerzo para que te sientas orgullosa(o) de ti misma(o).

 

 

 

 

 

Claridad en nuestras metas

TIEMPO DE PENSAR

Todos nosotros en un momento de nuestras vidas y especialmente en el inicio del año comenzamos a trabajar en nuestras metas.

Estas metas pueden venir de sueños que hemos tenido y que ahora son metas porque se las ve más probables o el cambio de circunstancias de nuestras vidas nos obligó a rediseñar nuestro futuro.

Es conveniente tener metas, es más, es indispensable para ciertas personas que son muy organizadas y que desean planear todo hasta el último detalle. Es lo que impulsa al individuo a tomar decisiones o a perseguir sus aspiraciones.

Planeamos nuestras metas, la forma de cómo conseguirlas, qué es lo que necesitamos para materializarlas, cuándo vamos a comenzar a trabajar en ella, pero no muy frecuente nos ponemos a pensar en esto que sugiero a continuación: Cuáles son las consecuencias que me acarrearía conseguir esta meta? cuando lo haga piense en emociones, sentimientos, comportamientos, comunicación, etc. detállelo al máximo! Pregúntese, está mi meta a mi alcance o fuera de mi alcance? eso significa que si es realista o no. Es saludable o no saludable? Va a fortalecer mi creatividad o la va a limitar? Me va a dar poder o me va a quitar poder en mi vida en todos los campos, personal, emocional, trabajo, etc. Va a incrementar la fuente de mi poder personal o no? Voy a tener que sacar lo mejor de mi o quizás va a sabotear mis esfuerzos. Ponga fecha en cuándo va a comenzar a trabajar en ella. Le beneficia a mi familia?

Si se siente más cómodo haga una pequeña historia de cómo sería su vida cuando haya conseguido su meta; con quién estaría? dónde estaría? haciendo qué? y la principal, es eso lo que realmente quiero para mí? Quizás tenga que hacer algunos ajustes o cambiar su meta en algunos detalles pero a la final habrá valido la pena todo este análisis para comenzar a trabajar en ella sabiendo a ciencia cierta de cuáles serían los resultados y principalmente que usted está consciente de ellos. A la vez que se sentirá satisfecho y seguro de saber a fondo en qué se está metiendo, se sentirá mejor el darse cuenta que ha elevado su nivel de conciencia, por ende, es usted quien está a cargo de su vida!! y recuerdo que las pequeñas acciones tiene más peso que las intenciones más grandes.

Así que cuando ya tenga claridad de sus metas escriba un slogan o una frase que la resuma y péguela donde la vea todos los días.

El ejemplo

El principal aspecto que juega un papel importante para construir una autoestima saludable en un niño es el ejemplo!  Enséñele que usted se respeta y respeta a los demás, tanto con sus palabras como con su comportamiento, ya que los niños son expertos imitando lo que ven y oyen.  Sea su héroe o heroína, sea su ejemplo a seguir. Cómo comenzar? en el núcleo familiar que es de donde proviene la autoestima del niño, donde comienza a sentirse que es una persona, pequeñita, pero persona que vale y su individualidad comienza a formarse. Po favor recuerde, el niño debe sentirse amado por el sólo hecho de ser su hijo, no por lo que hace.

Prolonguemos nuestras festividades

Las fiestas y celebraciones ya pasaron, disfrutamos la Navidad, nos emocionamos con la llegada del Nuevo Año y los Reyes Magos ya se fueron.

Ahora nuevamente a nuestra rutina del trabajo, las responsabilidades, la familia, etc. etc.

Estuve pensando  y me dije, no sería bueno que el espíritu navideño reine todo el día y todos los días en nuestras vidas? Que la emoción de la llegada del nuevo año la sintamos cada día apenas nos levantemos dándole gracias a Dios por un nuevo día y las bendiciones que éste nos traerá. Que no esperemos que sea Navidad o Reyes Magos para dar a alguien, especialmente a un ser querido, ese regalo que sabemos le alegrará no sólo su día, sino su vida. A darles ese abrazo que silenciosamente dice te quiero.  A desearles que tengan lo mejor del mundo, no sólo ese día sino todos los días.

Así que los invito mis queridos amigos a que traten de llevar la felicidad de la Navidad en sus corazones cada día y que cada amanecer tenga la emoción de la llegada del Nuevo Año.

Que Dios los bendiga siempre.

 

El desarrollo personal es un proyecto de vida, en el cual nos comprometemos con nosotros mismos a alcanzar la excelencia en todas las áreas para tener un equilibrio armónico que nos permita expresar a plenitud nuestro potencial como seres humanos y así vivir una vida llena de satisfacciones.

Un vida plena!

El Cuestionario de Oro te guiará a ello.

La Ley del Espejo

La Ley del Espejo. Artículo tomado de Nuria Andreu basada en el libro de Yoshinori Noguchi

 

La Ley del Espejo

Afirma que el mundo exterior actúa como un espejo para nosotros y que lo que ese espejo refleja no es más que nuestra propia luz y nuestra propia sombra, es decir nuestro mundo interior.

Cuando llegas a entender e interiorizar esta ley, automáticamente se transforma tu forma de ver la vida, te das cuenta de que no eres víctima de nada ni de nadie sólo de ti mismo, que la causa de todo aquello que experimentas y de aquello que los demás te muestran está en ti.  De repente tus problemas se convierten en fuentes de aprendizaje, esas emociones negativas que alguien te despierta se convierten en el hilo del que tirar para sanar algo que necesitas sanar o para empezar a permitirte algo que tú no te estás permitiendo, cuando logras comprender el fondo de esta ley y empiezas a aplicarla en tu vida abres las puertas de tu autoconocimiento personal de par en par, entiendes que lo que nos molesta de los demás es algo nuestro que no estamos viendo o que no queremos ver, que los demás sólo te reflejan aquello que tú has de sanar, permitir o liberar en ti. y cuando lo haces, cuando sanas tu interior, como por arte de magia tu espejo empieza a reflejarte otra realidad distinta, no sólo tú te has transformado, el reflejo del espejo, tu mundo exterior, también se transforma.

Cómo utilizar la ley del espejo en tu beneficio personal.

Aplicar esta ley en tu vida te servirá como fuente de autoconocimiento personal, te ayudará a hacer consciente lo inconsciente, empezarás a descubrir y a sanar tu propia sombra y a liberarte de aquello que te está generando sufrimiento, te alejarás de los extremos que hay en tu vida para dirigirte al centro, al equilibrio, a ese lugar donde encontrarás tu serenidad, tu sabiduría y tu paz interior. Te darás cuenta de que el mundo exterior tiene información muy valiosa para tu crecimiento, que en todo aquello exterior que quieres cambiar de alguien, aquello que te produce rechazo o rabia, en todo eso hay mucha información para tu evolución y crecimiento personal.

Cómo usar en tu vida la ley del espejo.

Has el siguiente ejercicio, cuando haya algo en tu vida que te enciende de otra persona, algo que te produce rechazo o rabia, algo que te gustaría cambiar, coge eso, para un segundo e imagina que pones un espejo delante de ti, observa ese espejo y pregúntate, qué está reflejando este espejo de mi? Generalmente esos sucesos te van a reflejar una de las siguientes cuatro situaciones, tu trabajo consiste en averiguar cuál de estas situaciones te está presentando tu espejo para trabajar en aquello que has de trascender, esas cuatro situaciones suelen ser:

Situación #1, el espejo te refleja similitud, es decir, eso que te molesta del exterior no es más que un reflejo de partes que te molestan de ti mismo, es un reflejo de una parte de ti que no quieres ver, esa persona te está mostrando tu lado obscuro, tu propia sombra, en este caso necesitas trabajar sobre ello  y empezar a aceptar esa parte de ti y sanar aquello que necesitas sanar, cuando lo hagas dejará de reflejarse eso en tu vida.

Situación #2, el espejo te refleja el lado opuesto, son los casos donde el espejo te está mostrando justo lo contrario a ti, justo algo opuesto a lo que tú eres y precisamente porque es algo totalmente contrario a lo que tú eres no soportas en los demás, por ejemplo si eres muy ordenado, no soportas que sean muy desordenados o si eres muy generoso, a lo mejor no soportas que sean muy tacaños, a cada uno le molestará el opuesto que tenga en su interior, cuando eso te ocurre lo que te está reflejando tu espejo es que te estás situando en un extremo de la vida, el exterior te muestra que ningún extremo es bueno y que sólo en el centro encontramos el equilibrio, en este caso tu trabajo consistirá en la búsqueda de ese equilibrio.

Situación #3,  el espejo te refleja lo que tú haces a terceras personas, son los casos donde tu espejo te está reflejando algo que te están haciendo a ti que tu no haces a esa misma persona, pero que sin embargo si amplías tu visión te das cuenta que sí estás haciendo eso mismo a otra u otras personas, por ejemplo es posible que en tu trabajo un compañero se está aprovechando de ti, piensas que es injusto porque tú no estás haciendo lo mismo con él, pero si te paras y amplías tu visión te darás cuenta de que quizás estás haciendo eso a terceras personas de tu entorno, a tus padres, tu pareja, un hermano, en este caso se trata de tomar consciencia de eso que estás haciendo a otras personas y transformarlo y así dejará de reflejarse en tu vida.

Situación # 4 el espejo te refleja la diferencia entre tus expectativas con alguien y la auténtica realidad, a esto le llamamos idealización.  Lo que te molesta del otro es que no sea como tú lo tienes idealizado, quieres que esa persona o situación sea como tú quieres que sea y no como es en realidad, disparando con ello tu necesidad de controlar y cambiar a los demás.  En esta situación el aprendizaje pasa por aceptar la realidad como es, dejar de controlar y dejar de querer cambiar a las personas y aceptarlas tal y como son, no como te gustaría a ti que fueran.

Estas son las cuatro situaciones que te va a reflejar tu espejo, tu trabajo es hacer consciente cuál de esas situaciones te está mostrando para trabajar y transformar aquello que necesitas transformar en ti. Si no lo haces, la vida te va a seguir trayendo situaciones similares hasta que tomes consciencia de aquello que necesitas sanar o liberar en ti. Esas personas que te muestran aquello que tú necesitas hacer consciente para poder transformarlo y evolucionar son tus maestros de crecimiento.  Tus maestros son esas personas que muchas veces despiertan tu lado más negativo, estos maestros pueden ser una pareja que te saca de quicio, tus hijos que no te hacen caso, tu madre que intenta dirigir tu vida, un jefe que no te valora.  Deja de luchar para que ellos cambien, olvídate, no sirve porque ellos son sólo un reflejo de ti mismo, de aquello que tú has de hacer visible para  transformar, si tu no cambias, nada cambia porque seguirá estando el mismo reflejo en tu vida, coge la información que te llega del exterior para transformar tu interior y todo lo de fuera como por arte de magia cambiará.  Tu propósito de vida es ser feliz  y a través de tu autoconocimiento personal de tomar consciencia y salir de la reacciones automáticas, de sanar heridas y reordenar tu interior lo vas a lograr.  Recuerda, todo empieza en ti.